UN PANETTONE PARA LA PRINCESA

A una princesa del S.XVI debemos darle las gracias por haber inspirado uno de los dulces más deliciosos. El panettone, dulce típico navideño, tiene su origen en Italia, pero no falta en las comidas navideñas de muchos países del mundo. En España, se ha convertido en un dulce tradicional y son muchas las variantes que se elaboran en las pastelerías españolas.

La leyenda dice que el panettone se originó en el siglo XVI, cuando un panadero llamado Antonio se enamoró de una princesa y horneó un pan dorado, con huevos y mantequilla, para ganar su corazón. Con los años, este pan se convirtió en pan dulce, y en el siglo XIX, con la unificación de Italia, el pan se adornó con cerezas confitadas rojas.

El pan dulce tiene diferentes nombres según la región, por ejemplo, panforte (especialidad de Siena) y pandolce (especialidad de Génova).

Además del panetttone, Italia cuenta con gran cantidad de dulces navideños tradicionales. Muchos de ellos se originaron en los conventos, donde las monjas hacían un tipo especial de dulce, presentándolos como regalos. Cada convento hacía un tipo particular de dulce.

Estos postres son: struffoli (pasta napolitana miel), cenci (cintas de pasta frita espolvoreada con azúcar potencia), los higos secos, almendras confitadas, castañas y frutas de mazapán y verduras.

 

Grupo: Tamara Nácher, Santi Toral, Pili López, Anabel Ortuño y Carmen Medina.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *